Conversamos con David Heras, vocalista de Kudai

En esta primera entrevista de Molotok Webzine quisimos hablar con Kudai, la banda Vasca con más de 15 años de trayectoria y un catálogo de 5 discos bajo el brazo.

Su estilo es el Industrial Metal, con la palabra Metal bien marcada. Si tuviésemos que comparar su sonido al de otra banda, la primera alternativa que se nos vendría a la mente, de manera indiscutida es Fear Factory. A menudo utilizando bases violentas y pesadas, pero que hacen contraste con el canto melódico de su vocalista, David – con quien sostuvimos esta entrevista.

Sumemos a eso el hecho de que cantan exclusivamente en euskera, la lengua oficial del País Vasco. Idioma que resulta, por decir lo menos, enigmático para todos aquellos que somos ajenos a su cultura.

Sin mayor preámbulo, vamos con las preguntas y respuestas.

Comencemos hablando del momento que vive la banda actualmente. Hace ya un año que lanzaron su más reciente álbum, titulado simplemente como VII. ¿Cómo ha sido la recepción del público?

La recepción del disco ha sido positiva, aunque escasa. La verdad es que a la crítica le parece nuestro mejor disco, pero debido a la saturación que vive el mercado musical y por problemas de salud de miembros del grupo, su difusión ha sido muy limitada.

No obstante, seguimos convencidos que es nuestro mejor disco y que todavía hay que enseñárselo al público.

KUDAI lleva más de 15 años en el panorama músical. Volvamos al año 2002. ¿Qué recuerdan de aquellos inicios?

Fueron complicados, como lo son todos los comienzos, pero afortunadamente nuestro primer disco gustó mucho y gracias a eso dimos muchos directos, lo cual hizo posible que continuásemos con mucha energía.

Utilizar el euskera como el lenguaje para escribir sus canciones, ¿fue producto de una necesidad, una imposición? ¿Tal vez una suerte de protesta? Cuéntanos por favor, ¿ha sido difícil abrirse paso en la escena, cuando ni siquiera el español es un idioma predominante?

El euskera es el idioma con el que vivimos y es el idioma con el que nos gusta comunicar nuestra música. Supongo que eso hace que tener repercusión a nivel nacional sea difícil y mucho más aún a nivel internacional, pero sigue siendo nuestra elección para comunicarnos.

¿Planean alguna vez componer nuevas canciones o quizá regrabar las antiguas en español u otro idioma?

Bueno, decir que nunca vas a hacer algo, es muy osado. Pero en un principio, no.

Lo de regrabar canciones en otro idioma, la verdad es que nunca lo había pensado. Pero supongo que tampoco, puesto que están concebidas en Euskera y cambiar eso quedaría antinatural.

El nombre KUDAI proviene de una divinidad de los tártaros. ¿Qué significado tiene para ustedes esta deidad?

La elección del nombre surgió de una serie de propuestas que nos hicimos entonces los miembros del grupo. Nos gustó la relación entre la tormenta y la música que teníamos pensada hacer. Por eso nos quedamos con Kudai.

A los chilenos y, probablemente, a muchos latinoamericanos, al primer contacto con ustedes, les llamó de inmediato la atención el nombre de la banda, por el alcance de nombre que existe con otra banda, ya disuelta. A estas alturas es muy probable que se los hayan preguntado varias veces. ¿Han tenido oportunidad de contactarse mutuamente?

Si, nos lo preguntan mucho. Creo recordar que ya habíamos dado una buena cantidad de conciertos cuando uno de los managers de Kudai (Chile) se puso en contacto con nosotros para contarnos de la situación.

Creo recordar también que nos aconsejaron cambiar de nombre, pero ya nos conocían aquí de esa manera y no pensábamos cambiarlo. Además lo teníamos registrado en España y como las licencias son nacionales, ellos tampoco tendrían problema con el nombre en su país.

Ustedes distribuyen su música a través de Bandcamp de manera totalmente libre. Uno puede descargar sus discos en calidad lossless con un aporte voluntario. En los CDs que tengo, veo que llevan el logo de Creative Commons. ¿A qué obedece esta manera de hacer las cosas?

Con nuestro primer disco, Hutsa, seguimos los “patrones estándares” de producción musical. Es decir, grabar el disco (que lo pagas de tu bolsillo). Hablar con un sello para que lo distribuyan en el mercado (que también lo pagas de tu bolsillo). Pertenecer a la SGAE (Sociedad General de Autores Españoles), en la que también les pagas una cuota, pagas por una distribución, pagas por tocar en ciertos lugares que te proporcionan notoriedad… Y luego a la hora de repartir beneficios, ellos se quedaban con mucho más de la mitad.

Con nuestro segundo disco reflexionameos  sobre todo esto y decidimos que nosotros queríamos que nuestra música llegase a la gente de todo el mundo y que nadie tuviese trabas a la hora de escucharnos. Con esta decisión, nos salimos de nuestra discográfica y de la SGAE (que nos costó una barbaridad) y pusimos nuestra música a disposición del mundo a través del Copyleft.

Para intentar pagar el día a día del grupo, tendríamos los conciertos y la venta personal de los discos en “estado sólido”… Y nuestros trabajos.

Sobre lo mismo, ¿cómo es la vida de un músico allá en su región? ¿Es posible para un artista dedicar todo su tiempo al arte o tal vez es necesario desarrollar otras actividades?

En España es tremendamente difícil vivir de la música, ahora más que nunca. Y sobre todo haciendo metal. Con tanta oferta musical y un estilo “minoritario” es imposible estar en un grupo sin tener un trabajo paralelo.

Pero no todo es ganar dinero, a nosotros como Kudai, nos alimenta el espíritu y con eso nos vale, de momento [risas].

¿Cómo es el proceso creativo en Kudai? ¿Trabajan por separado, cada uno en lo suyo o se juntan a componer colectivamente?

Bortx es la mente más creativa y es el que arranca los temas con ideas que al final ponemos en común y terminamos por crear entre todos.

Es importante que nuestra música signifique algo importante para cada miembro de la banda… cuando eso pasa es cuando damos por concluido un tema o un disco.

¿Tienen proyectos musicales paralelos que quieran comentarnos?

Algunos de nosotros tenemos algún proyecto paralelo. Pero son solo eso, proyectos paralelos.

¿Cuáles son sus principales influencias musicales? ¿Conocen algo de la escena latinoamericana?

Como suele pasar casi siempre, nuestras principales influencias son grupos americanos, porque son los reyes del marketing. Grupos como Fear Factory, Metallica, Lamb of God, Devin Townsend, Devildriver, Pantera… Una infinidad de grupos metaleros y no tanto.

De la escena latinoamericana solo tengo conocimiento de grupos por medio de algunos youtubers metaleros latinoamericanos, que de vez en cuando hablan de su propia escena… pero no mucho la verdad.

¿Qué bandas de la escena de su región nos recomendarías?

Hay muchas bandas, tanto en Euskadi como en el resto de España, a un nivel muy impresionante. Muy, muy, muy impresionante. Prefiero dejar este germen y que tus lectores busquen grupos españoles.

Hace poco nos enterábamos que debido a problemas de salud, Unai dejaría su puesto de baterista – al cual había ingresado tan solo un año antes – ¿Quiénes componen Kudai en la actualidad?

En el último año hemos tenido bastante movimiento en Kudai. La última salida ha sido la de Unai, por una pericarditis, que lo dejaba sin respiración al día siguiente de cada actuación y después de un par de sustos, decidimos que lo primero es la salud y que lo mejor era que dejase la formación.

Actualmente contamos con Aritz, una joven promesa y que le pega muy duro a la batería.

En Kudai somos:

  • Bortex, en la guitarra.
  • Igor, en el bajo.
  • Aritz, en la batería.
  • Y yo, David, en las voces.

Aritz e Igor son incorporaciones de este año y medio.

¿Cuáles son sus planes a futuro? ¿Seguirán de gira o quizá ya trabajan en nuevo material?

De momento, como no hemos presentado VII de la manera que se merece, vamos a centrarnos en intentar girar con él y con nuestro nuevo show de luces y proyecciones. Después… veremos.

¿Tienen intenciones de hacer alguna gira por otros países? ¿Latinoamérica tal vez?

A nosotros nos encantaría, pero la evidencia es que somos un grupo muy pequeñito y a los gestores de las giras no les saldría rentable que girásemos por Latinoamérica.

Yo creo que una de nuestras mayores ilusiones sería girar por Latinoamérica, si nos ofrecen la posibilidad no lo dudaríamos.

Si Kudai llegara a tocar en países de latinoamérica, donde la marca ya tiene otros propietarios, ¿utilizarían un nombre alternativo?

No habría nombre alternativo. Sería simplemente Kudai.

¿Cuál es su trabajo favorito de toda la discografía? ¿De cuál se sienten más orgullosos? ¿Por qué?

Todos los discos son hijos de su tiempo y de todos estamos orgullosos. Quizá por la novedad y porque ahora tenemos que defenderlo, la respuesta correcta sería VII. Yo sinceramente creo que es nuestro disco más redondo.

¿Cuál es su opinión sobre las bandas tributo que dedican toda su carrera a tocar canciones de otros? En Chile se da mucho que estas bandas acaparan lugares donde se podrían dar a conocer otras bandas emergentes. ¿Creen que esta proliferación exacerbada de años recientes está dañando la escena?

Creo que es muy fácil hacer tuyo el trabajo de alguien que ya ha tenido éxito. Todos tributamos a los grupos que adoramos, pero que eso sea lo único que hagas y además lucres con ello, no me parece bien. Para eso existen los Karaokes.

El hecho de cantar en euskera quizá sea en sí mismo un mensaje potentísimo a la industria musical. ¿Qué mensaje quiere entregar KUDAI a través de su música?

Nosotros lo que intentamos mostrar, es el mundo como lo ven nuestros ojos y experimentan nuestros huesos en nuestro idioma. Ese es el mensaje.

¿Qué les parece la situación actual que vive el mundo y principalmente Europa? Migraciones masivas, radicalización de movimientos políticos de ambos lados. Hace unos meses se aprobó el Brexit. ¿Creen que esto podría dar pie a que suceda algo similar en España?

El mundo experimenta unos movimientos algo extraños últimamente, pero entiendo que como demuestra la historia, todo tiene una razón o un objetivo. Veremos cuál es y tomaremos parte en él para empujarlo hacia adelante o al abismo.

Lo que si puedo decirte es que, un ser humano racista, xenófobo, violento e inculto, no es algo de lo que tenemos que sentirnos orgullosos como especie y parece que eso abunda…

El Brexit me parece un error lamentable y espero que en España no suceda nada parecido, nunca. Pero la política en mi país es vergonzosa, así que el tiempo dirá lo que nos depara.

Finalmente, me gustaría dejar este espacio a su disposición para que puedan expresar lo que quieran.

Simplemente agradecer todo el apoyo de la familia metalera latinoamericana, por el empuje moral que nos han dado estos 15 años y ojalá, sinceramente, podamos buscar la manera de recompensárselo.

Te podría interesar:

×